Rift oriental

Rift oriental Gloria Gil

Ya no iré, ya no, al Kilimanjaro
y seguiré sufriendo mal de altura.
La alegría, la cordura,
son el ancla que no me vuela a Tanzania.

Nunca, nunca ya
haré una ruta maltratada por turistas
ni romperé con mis botas
un trozo del paraíso.

Ya nunca subiré al Kilimanjaro
porque tal vez no necesito
subir a su cumbre
y lo que eso significa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s