En mis oraciones

En mis oraciones, Gloria Gil

Cuando alguien te busca y te encuentra,
te da pan, agua, cobijo,
no como padre, no como hermano,
sino como aquel que realmente necesita lo que vales
y te hace valer lo que necesitas.

Cuando alguien te ofrece lo que tiene
que es calma en la tormenta intranquila,
mucha confianza, oídos,
inseguridad y su propia vida
más allá de esta vida que conoces.

Entonces solo te queda tener en tus pensamientos
cuando pides que nada malo les pase
a esos a quien no siempre cuidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s