Trauma. Tara. Y todo lo demás.

Trauma. Tara. Y todo lo demás. Gloria Gil

Soy un trauma que empezó hará ya cien años
con mujeres que se casan enfadadas
y se alejan de unos sueños que disculpan.

Soy un trauma que siguió hijo tras hijo,
donde selección natural era billete
que bien se pagaba a la vida
o te acercaba a la muerte
con su ausencia.
Fotos de boda sin sonrisa y mirada al frente.
Hombro contra hombro,
nunca codo con codo.

Soy el trauma de los hombres que dormían
vestidos por la noche y esperando
que una bomba no los descuartizara.
Y soy el pánico callado.
Y toda la lejía que limpió las emociones
para que no se notara
que se habían sentido cosas
más que prohibidas.

Y tras la puerta de los traumas,
bienvenidos a la cocina de las taras.

Este miedo a que se vayan los fantasmas,
este vacío y todo aburre.
Pinchar hasta sentir algo.
Explotar burbujas de dolor, ver qué pasa.
Gritar al que calla.
Perdonar al que mata.

Pero que no os engañe
todo este menú de hipotenusas:
soy todo lo demás
además de eso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s