Dopamina

Dopanima, Gloria Gil

Tuve el tiempo,
no supe usarlo.

Se me fueron las riquezas en lamentos,
ropa perdida y neuronas
por escuchar a hologramas.
Y no creíste en lo que se quedaba
cuando te estaban esperando
sin que quisieras verlos.
Fuiste diciendo yo puedo,
comiéndote uno a uno a cada socio.
Y era un túnel sin final
por donde pasaron los trenes más huecos.

Tengo el día,
sabré aparcar la dopamina
y escuchar a tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s