Niebla

Y finalmente, sí,
entre la espesura de los pensamientos
aparecen enredadas tantas cosas
que me cuesta urdir el plan o la estrategia,
la buena acción del día,
el cambio amable que será camino.

Y a pesar de ver las rocas en la orilla,
de saber que destrozarán el barco,
de tener por cierta la amenaza,
no puedo sino seguir maravillas
que me encuentro entre las aguas turbulentas.

Pero también, sí,
sabemos que la oscuridad en un faro
dura solo hasta la próxima vuelta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s