Puntos de sutura

Tratar conmigo
no va a llenarte de certezas,
de afirmaciones claras,
de noches de sueño plácido.

Hacer conmigo negocios
no te saldrá caro,
pero no te dejará sensación de opulencia y calma.

Yo, que ni sé si mañana tendré esta misma cara,
no puedo ofrecer un producto empaquetado y etiquetado.

Si cambio de nombre,
no por maldad, no por veleta,
sino porque me es imposible ejercerlo de forma sincera
más de unos cuantos días.

Y si temes no saber
quién estará tras la puerta
no debes preocuparte:
siempre soy yo
de diferentes partes hecha
y tan bien mezclada
que apenas verás
los puntos de sutura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s