Exposición

No eres dolor, ni clavo, ni cruz.
Eres tú, de vida entero.
No hay metáfora, escondite, ni pasillo.
Eres un humano, imperfecto y querido.
No resistas.
Olvida bombardeos, fuegos, humos,
siéntate y hablemos.
Y dilo como quieras. O calla. No hace falta
ni una ni media palabra. Todo sale.
Y no siempre es luz reflejando el oro,
no siempre será un bosque fresco y hojarasca.
Pero la vida trae esos riesgos:
conocerse a uno mismo
es pura belleza y miedo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s