Lingüística aplicada

Yo le pongo palabras a las cosas que transito.

Digo “esto es una pala,
sirve para hacer tumbas”.

Digo “esto es un amigo,
no es utilitario”.

Aquí también quisiera
poner un nombre claro.

A veces todo es aire y vuela
hacia el rincón donde se acumulan las cosas
a las que no siempre hago el caso necesario.
Donde las pelusas,
donde los juguetes perdidos.

Y otras es nota que no se comprende del todo,
sonido que se escapa y no se acierta el bemol.

Pero algo en mí despierta y sabe
que no todo está nombrado
ni cifrado en diccionario.

Que aún sin significante,
no desaparece el significado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s