Escrito en 2020

Múltiplos

Tengo una mirada y algunas afirmaciones
de esas que no dan miedo.

Tengo una llamita entre el pecho y mi sonrisa
que quiere conocerte y seguir siendo
escuchando atenta los flecos que desvelan
ese algo más que trae mañanas.

He tenido algunos malos días
como viejos retos nunca superados.
Y he querido exponerlos con cuidado
como si fueran más tuyos que de mi epicentro.

Y allá no en condicional, como si fuera,
sino con un axioma, cuando se pueda,
doblarte la apuesta
y seguir multiplicando
sin pensar para qué sirve,
sino cuánto me alegra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s