Nuevo estado

No voy a dejar paso a la melancolía.
No quiero que el espacio limitado
sea ocupado por los hilos y los tenebros.
Me despistan de la meta
pequeños animales furiosos,
alimento de otras eras.

Ni la duda ni el saludo,
ni el recuerdo ni lo único.

Ahora hay un hueco
que espera su pieza,
el encaje no perfecto,
la visita al museo y a otra cosa.

Ni romperé con mis botas la tierra entera,
ni saldré a buscar lo que no tengo.

Ni se llena ni se vacía,
la carencia se termina.
Empieza un nuevo estado de esperanza
que concluye y recomienza
y que se llama
ahora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s