Escrito en 2020

Dum spiro, spero

No lo sé con la certeza de los días
porque ni los días es seguro que acontezcan.

No lo sé y no puedo asegurarlo
pero intuyo con la fuerza del presente
que mañana no será como pensaba.

Preparo el golpe.
Es un mecanismo de defensa
(me dicen los que saben)
anticipar lo nefasto para tener razón
al final de la partida.

Sin embargo, voy a organizarlo como siempre
y aunque tenga fe en la derrota
seguiré esperando,
pues respiro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s