Escrito en 2020

Los buenos tiempos

Estoy cerca del que dibuja amigos
y me defiende de ataques
inservibles, pero dolorosos.

Estoy cerca del juglar puesto a propósito
para venderme poemas, música,
sacrificios humanos.

Estoy cerca de niños y de ancianos
y les cuento lo que veo
y lo comparto.

Porque tengo un mundo dentro,
una feria de risas y astros
y sigo dándole vueltas
a esta luz que irradio y ciega.

Los buenos tiempos, ah, los buenos tiempos
aquellos en que yo no era un momento,
sino todo un mes por descubrir.

Quizá vuelven envueltos en mejores propósitos.
Sentiré su aire helado
despertándome algún día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s