Escrito en 2020

Para contarme

Lo que estoy mirando ahora, esa ruta,
da el mismo vértigo que otras veces. Pero ahora
el canto aquí y allá, el vuelo seguro
me acompaña y va diciendo
que es posible.
Nada de lo que hace
que un corazón lata con más fuerza
tiene el color gris de mis cien años.
Pero también es fuera donde ocurren esas cosas
que son ondas en un tiempo que bosteza.
Puedo seguir masticando, acorralando
al miedo y al final de toda historia
o agarrarte de la mano, aquí, bien cerca
para que puedas contarme, así, sin prisas
en dónde es que has estado,
en cuántas vidas has tenido también sueños.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s