Uncategorized

Siega

Los primeros cien días
serán los más difíciles.
Dejar de planear las piedritas del verano, aceptar
que no quepo en la rendija posible.
Cien días para olvidar
que tuve otra vida delante, llenar
cada momento con despistes, absurdos
para seguir mintiendo a la épica.
Viniste por tu propio pie, con fe
en cien días de sal y cosecha,
y después…
seguir aquí

segando

los días anteriores.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s