Uncategorized

Otro día

Yo no sabía muchas cosas
y miraba todas mis deudas
con el mismo desprecio, el mismo trato
que creía que merecía.

Yo no había querido saber nada
y drenaba la ignorancia con un aire maldito
de ojos muy fijos en los otros
y sonrisas de hielo y años.

Yo me fui resquebrajando
como un vaso de barro mal cocido
que no podía contener
los placeres de esta vida.

Y se aparecieron, aunque yo no quería,
una serie de hojas caídas al suelo
que querían llegar al centro
de una ciudad deshabitada.
Y construir.
Y tomar decisiones.
Y gobernar los caminos.

Yo no tenía destino, ni canciones.
Yo no sabía qué piedra romper, cuál cantera,
qué obstáculo poner para esconderme.
Y como aprendiendo a leer, letra a letra,
las cartas se fueron jugando
y formé palabras
para seguir existiendo otro día.

1 comentario en “Otro día”

  1. ✍️ Sin saber nada venimos y sin saber nada nos vamos, tropezando con todas las piedras que nos encontramos 👍

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s