Uncategorized

En los márgenes

Que no sea una calamidad mi interés.
Ojalá un paseo que no canse,
un recorrido siempre adelante
sin ocupar el centro del camino verdadero.

Paradas de avituallamiento.
Calentar mis manos entre las tuyas
cuando mi sangre no circule.
Desayunar a veces. Esperar si no se puede.
Darle sentido a un círculo no perfecto,
que pueda visitarse sin que extienda sus esquinas.

Ya sé que el reto más grande que he asumido
ha sido permitir esta proeza.
Eludo a peregrinos y a valientes:
me basta con ocurrir en los márgenes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s