Uncategorized

La caverna

Cuando dejas de seguir todas las sombras
proyectadas en el ras de la caverna
ves lo que hay, no siempre hermoso,
ves lo que hay, con mil defectos,
ves lo que pueden dar de sí tus propios ojos
y dejas de buscar en cada hueco
porque ya estaba lo exacto y riguroso,
no una aproximación de lo que pudo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s